Empleados comprometidos, empresas exitosas

La satisfacción del cliente es consecuencia de un clima laboral amable, en el que los empleados además de sentirse bien, “Son Felices”.

Hablar de la felicidad del empleado pareciera no ser tema empresarial, pero es tan importante como comprar insumos de buena calidad para fabricar el producto con los mejores estándares de aceptación y confiabilidad, y eso lo determina el bienestar de sus colaboradores.

Igual a cocinar la receta de la abuela dejando de lado los ingredientes frescos que ella indica, usando los que promocionan en anaqueles especiales para dar salida a los envejecidos, el plato podrá lograr la apariencia, pero nunca el encanto y ni sabor de sus recetas.

La felicidad del empleado, siendo una sumatoria de asuntos tanto personales, laborales y familiares, se refleja en los resultados de las empresas:

Mayor retención y menor rotación.

Un alto costo de las empresas y que les representa pérdidas, es el tiempo no aprovechado que genera la falta de personal, o el entrenamiento y empalme extenso de un empleado nuevo, además de los recursos invertidos en la selección y reclutamiento, teniendo claro que por bueno que sea el sistema de selección siempre existe una probabilidad de existo y fracaso.

Mayor satisfacción laboral.

El bajo entusiasmo de un empleado y la desmotivación, se refleja en incremento de tiempos para lograr los objetivos, poca creatividad y baja iniciativa para dar solución a situaciones que pueden presentarse en la vida cotidiana. Al contrario, la felicidad aumenta la satisfacción que repercute en hacer de mejor manera las cosas, enfocando todos los sentidos, el interés y toda la fuerza de poder, repercutiendo en eficiencia y productividad que agrega valor a los clientes.

Más productividad.

Un empleado comprometido trabaja con mayor ánimo, por lo que en menor tiempo y de mejor manera cumple las tareas y busca solución a los problemas de su trabajo.

Menos absentismo.

Está demostrado que gran cantidad de faltas al trabajo las produce la desmotivación laboral, lo que cuesta dinero a la empresa y repercute en la eficiencia llegando inclusive en la satisfacción del cliente. Las tardanzas, los motivos poco justificados de ausencias, inclusive la accidentabilidad y enfermedad laboral, son en su mayor porcentaje consecuencia de la poca identidad y empatía que se tiene para con el trabajo que se realiza o para la empresa a la que se pertenece.

Más lealtad.

La satisfacción laboral genera uno de los efectos más importantes, la lealtad del empleado para con su empresa, los convierte en defensor, guardián y obrero comprometido por imprimir y cuidar de mejor manera lo que con orgullo le significa la marca.

Orientar esfuerzos organizacionales para que los empleados sean “Verdaderamente Felices”, genera satisfacción y orgullo que se reflejará en los resultados, y para esto no se requiere de estrategias complejas, siga estos cinco pasos:

Cinco claves para estimular el compromiso de los empleados:

  1. Mantenga buena relación con los empleados.

Una comunicación abierta y respetuosa, agregando el reconocimiento que se haga por el cumplimiento y logro de los objetos, es muestra de que ellos son valorados haciéndoles sentir que son: Personas.

La relación desfavorable entre jefe y empleado es la causa principal de desmotivación que produce un bajo compromiso reflejado en la labor que se hace.

  1. Integre de manera adecuada a los nuevos empleados.

Dedicar la atención, tiempo y elaborar un procedimiento adecuado para integrar a un nuevo empleado con sus grupos de trabajo, produce grandes beneficios al ambiente laboral, y por ende a las personas. Muy diferente en caer en paracaídas a un lugar donde se desconoce todo. Tenga la precaución de nombrar un monitor o padrino, y de acompañarle hasta que esté debidamente incorporado en el proceso, la cultura y las normas.

Estructure un proceso de re-entrenamiento anual para todos los empleados. Recordarles los procedimientos y dedicar un tiempo para compartir ideas con ellos, es beneficioso.

  1. Aprenda a escuchar y estimule la participación.

Escuchar a los empleados para que expongan sus inquietudes así como sus ideas genera grandes beneficios, por lo que es el jefe quien debe estimular momentos de encuentro y de participación con todo el grupo, esto los hará sentir importantes, además, ellos que hacen la tarea a diario, tienen más capacidad para presentar sugerencias de fondo y forma que sean más pertinentes para mejorar el proceso.

  1. Garantice el salario emocional.

Está plenamente demostrado que el salario emocional tiene mayor repercusión en la satisfacción, que el mismo dinero, sin decir que éste no sea importante. Definimos como salario emocional al reconocimiento, el interés y estímulos especiales concedidos en tiempo para estudio, concesiones especiales por proyectos personales y hasta los pequeños detalles que muestran que el empleado y su familia son importantes.

El salario emocional genera identidad para con la empresa, y logra que la misma familia se convierta en leal y agradecida para con la empresa.

  1. Garantizar condiciones eficaces y dignas en el trabajo.

Disponer de los mecanismos y herramientas necesarias para que el trabajador se desempeñe en condiciones adecuadas, eficientes y seguras, y que el mismo ambiente y entorno laboral respete la dignidad humana, son claves para generar bienestar y por ende compromiso en los empleados; sin necesidad de lujos, tan solo con una cafetería cómoda y limpia; baterías sanitarias aseadas, suficientes y adecuadas; zona de parqueo; zona de descanso; además de la limpieza general, buena iluminación, confortabilidad de los espacios de trabajo, y la atención adecuada de los asuntos que hacen parte de condiciones que agregan al ambiente laboral.

Para determinar cuáles pueden ser los asuntos que agregan valor emocional en los empleados, con cierta periodicidad vale la pena realizar encuestas de satisfacción y/o de medición de clima laboral, que dependiendo del grado de confianza y sinceridad que se ha logrado en la empresa, pueden ser escritas, o a través de foros abiertos.

Es aquí donde aparecen los elementos que incomodan y requieren de cambio, realizando los compromisos en la medida que sean posibles.

Si se hace que la “Felicidad de los Empleados” se convierta en otro objetivo de calidad de la empresa, lo que esto produce y refleja, se verá reflejado en el la satisfacción de sus clientes y en los resultados financieros.